Llegando a Futaleufú

Nosotros les seguimos contando sobre este hermoso viaje de @Fourwalking por la Carretera Austral. Carolina y Juan Pablo junto a sus dos hijos, Rocca de 5 años y Colomba de 8 años, comenzaron un viaje inolvidable el 28 de diciembre del año pasado.

 

Bitácora Futaleufú, parte 1:

Al día siguiente, después de alojar donde la señora Rita en Chaitén, partimos tempranito a al Amarillo, sector sur del parque Pumalín. La idea era hacer varios senderos pero sólo estaba abierto la Rantia de Darwin. Preciosa caminata de 2.5 Km🐾, nivel bajo, ideal para hacer con niños que no estén acostumbrados.💡🙌

Luego caminamos 4 Km para poder salir y hacer dedo de vuelta a Chaitén, nuevamente iluminados y maravillados de la gente hermosa de este lugar, nos paró una camioneta y nos llevo de vuelta. ❤

Venía una semana de temporal y nosotros queríamos seguir bajando. Luego de pensarlo bien, Juampi recordó que tenía un compañero de la universidad que era de Chaitén, el Santi, así que lo contactó para ver si tenía un techito que nos pudiera prestar. Resultó que no solo tenía un techito sino que una cabañita frente al mar en Santa Bárbara, a 11 Km de Chaitén. Así que partimos, la cabaña era muy linda, no tenía camas ni luz pero sí agua caliente. Tenía combustión y lo más importante, estábamos bajo techo! 😍

En la noche nos dimos cuenta que teníamos unos visitantes murciélagos 🦇🦇😖😜 o más bien, nosotros éramos sus visitantes! Le dijimos a los niños, ¿hágamos la carpa dentro de la casa y acampamos aquí? ¡ya! Dijeron, asique la hicimos. Gracias Santi por la paleteada!!! 🙌❤ Aún no llega la parte más importante!😱

Estando ahí nos llega una invitación de Gerardo, quién nos escribió contándonos que tenía un hotel en Futaleufú y que si queríamos podíamos ir. La verdad es que no lo pensamos mucho y partimos… Al otro día nos levantamos tempranito y partimos a hacer dedo👍. Llegamos hasta Chaitén y ahí, debido a que estabamos cortos de tiempo, con mal clima y queríamos conocer rápido Futaleufú, tomamos el bus a las 12 en vez de quedarnos haciendo dedo. Fue un viaje hermoso y triste a la vez, los niños venían maravillados con el paisaje pero fue muy fuerte pasar por Villa Santa Lucía, un poblado que fue fuertemente golpeado por el aluvión del 2017😪

 

Bitácora Futaleufú 2 parte:

A las 3 de la tarde llegamos a Futaleufú por la gran invitación de @gortizjopia a quedarnos en su Hotel. La verdad con Juampi jamás pensamos ni teníamos las expectativas de pasar por un hotel en nuestro viaje, pero esta es solo otra muestra y señal de lo maravillosa y generosa que es la gente de la patagonia. ❤

Llegamos con la dirección que nos habían dado pero no lográbamos encontrar nuestro destino, derrepente escuchamos a lo lejos: “Ustedes son la familia que viaja al fin del mundo!, bienvenidos!” Con los niños no lo podíamos creer, ese recibimiento nos llenó de energía y felicidad.

Luego de caminar 3 cuadras, dimos con la dirección del Hotel Barranco, un lugar realmente lindo y acogedor. Entramos y nos estaban esperando! 😍 Marlén nos recibió con mucho cariño y nos mostró nuestra habitación, nos instalamos y los niños no podían más con su pieza rica, calentita y con sus camas! Aquí pasamos 2 noches.  Derrepente apareció Gerardo, el dueño del lugar, nos acogió como si fuéramos amigos de toda la vida y con una buena onda que nos hizo sentir como en casa. 🤗 Nos dió algunos datos del pueblo y salimos a caminar. 🐾

En la noche tuvimos una deliciosa comida en el hotel y una rica conversación. De verdad que no podíamos más de la alegría y la suerte de toparnos con gente tan maravillosa. Y esto seguía… cuando nos fuimos a acostar recibimos un mensaje de Delia, una mujer de Futaleufú que quería conocernos y mostrarnos un poco el lugar. En verdad que en ese momento casi explotamos, nuestro corazón llenito no podía más ❤

A la mañana siguiente, nos despertamos tempranito como de costumbre para aprovechar el día. Tomamos un desayuno de campeones en el hotel y quedamos en juntarnos a las 10:30 en la plaza con nuestra amiga Delia. Cuando nos vimos nos dio un tremendo abrazo y nos felicitó por lo que estabamos haciendo 😋 Gracias infinitas a @gortizjopia por todo❤

 

Se acuerdan que les conté de Delia?
Seguimos con nuestra historia! 🐾🌎
Nos subimos a su auto y partimos recorrido. Llegamos al puente Galvez en el cañón del diablo e hicimos dos caminatas preciosas, encontrándonos con vistas maravillosas al rio Futaleufú.

Gran compañía y ricas conversaciones con Delia, una persona que tiene un corazón hermoso, digno de admirar. Los niños estaban felices. 🙌🤗
Luego de esto, nos fue a dejar al inicio del sendero piedra de águila… una caminata de 5 km🐾 sólo subida.

Nos demoramos alrrededor de 1 hora en subir y lo mismo en bajar. ⏱
Era un ascenso duro con harta piedra suelta pero los niños anduvieron perfecto, que es lo importante. Valió la pena totalmente, llegamos a la Piedra. Un lugar con una vista única. Lagunas, ríos y el pueblo a lo lejos. Más encima todas las montañas nevadas, en verdad un lujo de lugar, se los recomiendo a un 1000% 🏔🏞

Luego de la bajada, teníamos un poco de hambre y llegamos al puestito de unos venezolanos que habíamos conocido el día anterior. Nos comimos unas ricas arepas rellenas de porotos negros, vegetales, palta y los que quieren le pueden hechar carne o pollo 🍗 Estaban realmente buenas, como dicen por ahí… un manjarss.

Después caminamos un rato más y volvimos al hotel. Fue un día de muchas emociones y queriamos estar tranquilitos procesando todo lo que nos estaba pasando…

Esperamos a que llegue la familia de Gerardo, nuestro gran anfitrión, y nos quedamos conversando con Angela y Clemente, su hijo.
Nuevamente les agradecemos a todos los que nos han seguido, compartido, enviado mensajitos y hasta conversado el tema con amigos o conocidos ❤ Nuestra idea es concientizar sobre la importancia de las actividades al aire libre para los niños y gracias a ustedes estamos cada día más cerca de nuestro sueño. 🙌

 

Si quieres saber más sobre este increíble viaje, síguelos en su instagram @fourwalking!