Días en Cochrane!

Nosotros les seguimos contando sobre este hermoso viaje de @Fourwalking por la Carretera Austral. Carolina y Juan Pablo junto a sus dos hijos, Rocca de 5 años y Colomba de 8 años, comenzaron un viaje inolvidable el 28 de diciembre del año pasado.

 

Llegamos a Cochrane y nos quedamos en el camping @patagonsturismo. Ahí sólo pensábamos estar 1 o 2 días pero la buena onda de los que trabajaban ahí y la gente que acampaba nos hizo quedarnos 4 🤭. Tiene un rico fogón y lo mejor es el área común. Completamente cerrada en donde cocinamos y comimos acompañados de una estufa a leña. Buenos baños, agüita caliente, totalmente recomendado! Y los que trabajan ahí para qué decir… Imagínense que un día la Colo quería comer sopaipillas y el Manu le compró los ingredientes y cocinaron juntos❤. Hicieron como 50!! Muchas gracias por todo chiquillos! Esperamos volver a encontrarnos. 🙌🏼🍀

Ahora a lo que vinimos jaja perdón pero tenía que contarles de ellos para que entiendan lo bien que nos trataron y como nos recibieron. ❤
Seguimos: El primer día estuvo tranquilo y bien comido, ya que queríamos descansar las piernas de los 17 km recorridos en el último día de travesía 🐾 Así que fue día de biblioteca y paseo por el lugar.

El segundo día nos levantamos relativamente temprano y salimos de paseo. La idea era ir a la confluencia del Baker con el Neff y luego volver al Parque Patagonia para ir a un museo que, según los comentarios, era un imperdible! Salimos hacer dedo👍🏼 y rápidamente nos llevaron. Era una camioneta de los trabajadores del camino y fueron tan bacanes que nos llevaron hasta la entrada del primer paseo!

Maravillosa la fuerza del agua del Río Baker y cómo cambia de color al juntarse con el Neff. Fue un trekking de 1km con un final en un mirador espectacular, para presenciar todo lo que les estoy contando. Después de estar un rato ahí, partimos por la segunda patita: el museo. La más motivada era la Colo, el Juampi cero convencido, yo apañándola a ella y el Rocca entregado como materia dispuesta jaja. Hicimos dedo👍🏼 y unas chicas que venían de Santiago paseando por la Patagonia nos llevaron y nos dejaron en la intersección Cochrane/Parque Patagonia. Gracias chiquillas! ❤

Llegamos al museo y como teníamos la entrada al parque nos salió gratis! Estuvimos 3 horas adentro. No queríamos irnos del museo! Hasta el Juampi quedó maravillado, en verdad espectacular! Si andas por ahí no dudes en ir. Es un museo interactivo que va por estaciones explicando el daño que estamos haciendo al planeta 😪🌱 Potente! Los niños quedaron Plop!! Buena enseñanza. 📚

Al otro día partimos a caminar al Parque Patagonia, sector Tamango!! Era la parte que nos faltaba. Como quedaba a 5km del centro partimos caminando 🐾 Hicimos 17 km de caminata uniendo varios senderos y disfrutando de vistas increíbles al Río Cochrane, uno de los más transparentes del mundo! Un feliz día y una nueva ruta con grandes esperiencias! Ya los niños están caminando 17 km como si nada. 🐾

Llegó el día de la despedida, había que partir a Villa O’Higgins, pero el clima venía muy malo y necesitábamos buen tiempo para hacer el cruce del Chalten, así que decidimos volver un poco atrás y esperar unos días donde Mauro. Se acuerdan de él? El amigo que se encontró Juampi haciendo dedo en el Río Tranquilo? Bueno, él tiene un lugar espectacular al lado de Bertrand, a la orilla del río, con ducha y agua calentita, baños secos y unas vistas soñadas! Y más encima, para los amantes de las bicis, unos senderos buenísimos! Así que si vienes por estos lados ya saben: @bikefestpatagonia

En estos minutos estamos tomando decisiones importantes para ver a dónde nos movemos. Se viene 1 semana y media de lluvia🌧️ que nos complica un poco nuestro itinerario. En la próxima bitácora les contaremos qué decidimos y dónde estamos!

 

Yo sé que esperan una nueva bitácora… ya viene, ya viene…

Hoy quiero compartir con ustedes unas palabras, como mamá y señora, sobre esta tremenda aventura.

Hoy me levanté medio emocionada, será por todos los sentimientos y sensaciones que hemos vivido estos 51 días de viaje. Cuando íbamos camino a Villa O’Higgins me puse a pensar en mi vida y, claro, yo como muchos me he equivocado innumerables veces, tanto personal como laboralmente, tomando decisiones equivocadas, siendo muy atolondrada o no escuchando buenos consejos… Pero hoy me doy cuenta de que por primera vez en mi vida, me siento haciendo algo completamente bien y la verdad me emociona mucho, y es la crianza de mis niños, por la que nos las estamos jugando y haciendo familia. ❤

Junto a Juampi hemos formado, gracias a nuestra mentalidad de vida, niños felices, empáticos, educados, aperrados, apañadores y, lo más lindo, niños adaptados a todooo. Cuando digo todo, es realmente todo, y lo hemos comprobado en este viaje. Ellos siempre con su carita de felicidad y agradecidos, ya sea con un pancito simple o con un plato más elaborado; durmiendo en carpa o en un hotel; en el suelo o en una rica cama; en una casa chiquitita o en una grande, conversando y compartiendo con quien sea. Ellos no descriminan si somos altos, bajos, gordos, chicos, si los niños con los que juegan tienen los últimos juguetes o se las ingenian con palitos y ramas para jugar. No juzgan, sólo les preocupa el amor y cariño con que se entreguen las cosas. Niños ricos en aventuras e historias, en enseñanzas y en amor. Niños privilegiados.

Juampi más que mi marido es mi compañero, mi confidente, mi partner y sobre todo mi mejor amigo, que ha comprado todas mis locuras (y viceversa), pensamientos y ha querido que llevemos esta vida juntos, haciendo familia, viviendo de aventuras que se transformen en experiencias que enriquezcan nuestra vida y alma.

Hoy siento que somos una manada indestructible, que trabaja en equipo, vive y disfruta. Gracias por haberme abierto los ojos y darme cuenta que no me interesa tener la mejor casa, ni la última pilcha de moda, menos el celular del año. Sólo me interesa tener tiempo. Tiempo para compartir experiencias con mi maravillosa familia, tener tiempo para demostrar al mundo que estamos haciendo las cosas de una forma diferente y que queremos compartirlo para que muchos aprendan con nosotros. Tener tiempo para poder trabajar en concientizar a niños, jóvenes y adultos sobre la importancia de la vida al aire libre, el cuidado del medio ambiente, las experiencias, la alimentación saludable y el tiempo de calidad en familia!

Queremos agradecerles en nombre de los 4, a todos los que nos han apoyado, acogido y enviado buenas energías. Gracias a todos, a los que nos leen, nos comparten y nos comentan con tanto cariño. ❤ Esperamos poder generar en ustedes una pequeña parte de lo que ustedes generan en nosotros. ❤

 

Si quieres saber más sobre este increíble viaje, síguelos en su instagram @fourwalking!