Despachos a todo Chile por $3.500!

El bullying o acoso escolar

Autor: Dr. Pablo Diez Lagos

Cuando me pidieron escribir algo sobre el bullying o acoso escolar, pensé en qué forma poder abordarlo con tal de que fuera algo menos técnico y más práctico, es por eso que lo que escribo ahora tiene que ver tanto con experiencias que podemos haber tenido cada uno y como es la violencia el trasfondo de este problema.

El bullying o acoso escolar no es nada nuevo, probablemente muchos de nosotros, padres o tíos actualmente, lo vivenciamos y, además, es muy probable que nos hayamos encontrado en ambas posiciones, tanto como de víctima como de victimarios. También es altamente probable que lo hayamos normalizado o minimizado, situación que, en la actualidad, y afortunadamente, está comenzando a cambiar.

Para comprender mejor el acoso escolar hay que visualizarlo desde la mirada de la violencia, entendiendo esto como las diferentes interacciones entre personas y/o grupo de personas, donde se da una relación que es, o se presume asimétrica, en la que el que ostenta el poder abusa del más débil. Al ver el acoso escolar como un problema de violencia lo podemos abordar efectivamente y dejar de utilizar medidas que, más que ayudar, perpetúan el problema y el círculo de la violencia y los malos tratos, como aquellos consejos, que probablemente con buena intención, más de alguno escucho: “no los tomes en cuenta”, “pégales una vez y no te molestarán más” o “moléstalos tú de vuelta”.

Para tratar el problema del acoso escolar debemos actuar en forma unificada e integrada todos los actores sociales que participamos directa o indirectamente en el ambiente educativo como los alumnos, profesores, apoderados, etc. y no solo en el mismo establecimiento escolar, sino que también en la casa y familia de cada uno de nosotros. La forma de abordarlo implica no tolerar, normalizar ni permitir conductas violentas y abusivas, siendo el rol de los adultos primordial en esto. Debemos ser ejemplo y sancionar activamente cuando veamos este situaciones de acoso escolar, es por esto que los programas que abordan el acoso escolar en forma efectiva (como el programa finlandés Kiva o el español TEI) trabajan con toda la comunidad escolar, ya que es el entorno el que no debe permitir la violencia.

El problema de la violencia en sus múltiples formas, incluyendo el acoso escolar, siempre será responsabilidad de toda la sociedad, por eso que si queremos exterminar este y otras formas de violencia debemos responsabilizarnos y aportar cada uno de nosotros.

Volver >