Despachos a todo Chile por $3.500!

La plantilla de la maternidad

Autor: Pamela Muñoz Lagos

La maternidad es un proceso que viven muchas mujeres.  Muchas hemos soñado desde pequeñas con el momento del parto, de la crianza, del primer día de clases, la caída del primer diente y tantos otros momentos en que nos vemos siendo parte de la vida de nuestros hijos.

Existen otras mujeres, que no sienten esa necesidad interior de ser madres, que se sienten plenas y completamente realizadas como mujer con otro tipo de anhelos y sueños, tienen otro tipo de plantilla interior.

El problema, es que nuestra sociedad no comprende ni comparte esta postura respecto a la maternidad. Cataloga a estas mujeres como raras o como mujeres NoMo (no mothers).  Es curioso darse cuenta que las mujeres son presionadas por procrear, pero los hombres no, acaso los niños no necesitan padres? Si un hombre decide no tener hijos o por cosas de la vida no los tiene se considera normal, pero si es una mujer la que toma esa decisión, la catalogan de infeliz o incompleta. Cuántas veces hemos escuchado “Pooobre, nunca tuvo hijos, no se ha podido realizar en su vida”, como si eso fuera la principal razón para ser infeliz.

A la sociedad le cuesta enormemente entender que una mujer pudo haber elegido su carrera y una vida llena de ocio antes que ser madre.  Cuando son jóvenes, la gente les dice “ahh no te preocupes, aún tienes tiempo, ya vas a cambiar de idea”. Cuando ya son más mayores y no tienen pareja, le justifican su decisión con que “no han encontrado la persona adecuada”. Pero si ha pasado el tiempo, tienen pareja y no existe ningún tipo de razón médica para no tener hijos, no existe ese rol reconocido y aceptado dentro de la sociedad.

Por otro lado, que pasa si una mujer no quiere tener hijos, ¿pero su pareja sí? ¿Es más difícil encontrar pareja? ¿La relación está destinada a fracasar? Muchos hombres en un comienzo no tienen problema con este tema, pero muchas veces tarde o temprano terminan queriendo ser padres, haciendo que la relación de una u otra manera se haga inviable.

Lo triste de toda esta constelación social, es que hay muchas mujeres que terminan siendo madres porque es lo que tienen que hacer, porque es lo que la sociedad te impone. Como opinión personal me parece que es una decisión personal, que debe ser respetada y que no tiene por qué ser cuestionada ni por familiares ni amigos, finalmente es la mujer la que debe decidir si quiere darle la mano a ese ser por el resto de su vida o no.

Volver >